• ch2020ko

Ubide (Bizkaia), bisitatu beharreko herria

Ubide -lehen Ubidea- Bizkaiko azken herria da Gasteizerako norabidean, Barazar mendateko errepidean. Gorbeia mendigunearen oinean dagoen herri eder bat da, Arechaga jauregia eraikinik ikusgarriena delarik.

Gerra garaian, lehen lerroan egon zen 1936ko uztailaren amaieratik, eta handik abiatu zen, azaroaren 30ean, Juan Cueto koronelaren zutabea, Arabaren gaineko erasoaldian, Legutianoko gudua izenaz ezaguna, non Euzkadiko Gudaroztearen maniobra-armada, oraindik bisoñoa eta milizianoa, hilabete batez higatu zen, 800 hildako baino gehiagorekin, Francoren indarren aurrean. Gertaera honen ondoren, unitate gehienak euren abiapuntura itzuli ziren, eta Ubidea, berriz ere, fronte egonkorreko muga-populazio bat izan zen, Mola jeneralaren erasoaldiarekin, 1937ko apirileko lehen astean, indar erasotzaileek okupatu zuten arte.

Aldi horretan, indar askok plaza eta fronte hurbila zaindu zituzten, eta lehedakari Agirre bera bertaratu zen, agintearekin elkarrizketatu zen eta tropak ikuskatu zituen -kasu honetan, Cuerpo Disciplinario de Euzkadi-.

Gaur egun, herria ia ez da aldatu, eta oraindik ere kontserbatzen dira intendentzia militarra izan zuen etxea, lasto biltegiak eta gerra garaian beharrezkoak ziren beste zerbitzu batzuk. Gomendatzen dizuegun bisita.

----------------


Ubide -anteriormente Ubidea- es la última población de Bizkaia en dirección a Vitoria-Gasteiz, en la carretera del puerto de Barazar. Es un bellísimo pueblo al pie del macizo del Gorbea, con el palacio de Arechaga como edificación más espectacular. Durante la guerra estuvo en primera línea de frente desde finales de julio de 1936 y fue desde ahí, el 30 de noviembre, de donde partió la columna del coronel Juan Cueto durante la ofensiva sobre Álava, conocida como batalla de Villarreal, donde el ejército de maniobra del Cuerpo de Ejército de Euzkadi, aún bisoño y miliciano, se desgastó durante un mes, con más de 800 muertos, frente a las fuerzas de Franco. Tras este episodio, la mayoría de las unidades volvieron a su punto de partida y Ubidea volvió a ser nuevamente una población fronteriza en el frente estable, hasta que con la ofensiva del general Mola, durante la primera semana de abril de 1937 fue ocupada por las fuerzas atacantes.

Durante ese periodo, numerosas fuerzas guarnecieron la plaza y el frente cercano y el propio lehedakari Agirre visitó el lugar, se entrevistó con el mando y pasó revista a las tropas -en este caso el Cuerpo Disciplinario de Euzkadi- allí destinadas.

Hoy en día el pueblo apenas ha cambiado y aún se conservan las casas que albergaron la intendencia militar, almacenes de paja y otros servicios necesarios en tiempo de guerra. Una visita que os recomendamos.





1 visualización0 comentarios