• ch2020ko

El Cinturón de Hierro en su extremo occidental

Así se presentaban hace pocos días las fortificaciones del Cinturón de Hierro en ZIERBENA, en el extremo más occidental de línea defensiva, donde el hormigón de los nidos de ametralladora casi acaricia la orilla del mar.

Esta muralla, erigida sobre la falda de la montaña, cubría la espalda de la batería de costa de PUNTA LUCERO, cuyos obuses a su vez defendían la margen izquierda del Abra de las incursiones de la armada sublevada del Cantábrico.

Estas fortificaciones del Cinturón y los trabajadores que las construyeron fueron testigos el 5 de junio de 1937 del bombardeo de la Aviación Legionaria italiana contra el aeródromo republicano de SOMORROSTRO-MUSKIZ.

Con esta incursión, el ejército del general Dávila, sustituto de Mola, contó con la necesaria superioridad aérea total para romper el Cinturón por su punto más débil, el lugar indefenso indicado meses antes por el ingeniero tránsfuga Goicoechea.

No todo fueron éxitos para los atacantes, pues sobre la playa de la Arena, a poca distancia del aeródromo atacado, un avión de caza Polikarpov I-15 'Chato' pilotado por RAFAEL MAGRIÑÁ, derribó al Fiat CR-32 del as italiano GUIDO PRESEL.

En la foto de época, procedente del archivo del Museo Memorial del Cinturón de Hierro, el avión yace sobre la arena, rodeado de obreros y personal armado.






0 visualizaciones0 comentarios