• ch2020ko

Capitán Gabriel Elgorriaga Okariz, la muerte de un gudari, hace 83 años.

En febrero de 1937, el fotógrafo David Seymour (Chim), compañero de Robert Capa, se encontraba en Bilbao como reportero gráfico. Por aquellas fechas, el frente vasco se encontraba estable, tras haber sido frenado el avance franquista a finales de septiembre de 1936. En una ocasión, Seymour fue invitado a visitar las posiciones de Berriatua, cercanas a Lekeitio, donde tuvo la oportunidad de fotografiar a los gudaris del batallón Mungia mientras escuchaban misa en un altar de campaña instalado en el caserío Alipasolo, lo que contradecía la versión rebelde de que aquella guerra era una cruzada.

Entre los asistentes, en primera fila, estaba un gudari que pocos días u horas después encontraría la muerte a pocos metros de ese lugar: el capitán Gabriel Elorriaga Okariz, jefe de la compañía de ametralladoras del batallón.

Elorriaga, vecino de Algorta, murió hace hoy 83 años, el 4 de febrero de 1937, con tan solo 23 años, lo que sin duda supuso un enorme dolor para sus seres queridos. En este momento, cuando muchos colectivos reciben el reconocimiento como víctimas de la guerra, nosotros queremos homenajear al héroe caído en combate, de quién muy pocos tienen conocimiento de su existencia, transcurridos tantos años. He aquí su recordatorio, arropado por la Virgen de Begoña y el arcángel San Miguel, para que nuevamente perviva en nosotros su recuerdo. Descansa en paz, capitán Elorriaga.

(*) Desde el Museo Memorial del Cinturón de Hierro queremos agradecer a nuestro amigo Mikel Martínez su generosidad al cedernos este recordatorio, que a partir de ahora todos nuestros visitantes podrán contemplar.





0 visualizaciones0 comentarios